París rinde homenaje a Mariano Fortuny

Este mes, el Museo de la Moda de París realiza la exposición Fortuny, un español en Venecia, la muestra inaugurada el pasado 4 de octubre, estará disponible hasta el 18 de enero de 2018.

[Mariano Fortuny y Madrazo (1871-1949), fue un pintor, inventor y diseñador que maravilló a la alta sociedad europea con sus plisados y sus diseños de elegancia atemporal e inspiración greco-oriental]

2

Fortuny quiso liberar el cuerpo femenino y otorgarle el máximo lujo: la comodidad en la belleza. El Palais Galliera expone alrededor de cien piezas cedidas por el Museo de la Moda de Madrid, el Museo del Traje de Madrid y el Museo Fortuny en Venecia.

La exposición revela toda la diversidad de su inspiración, incluyendo el famoso vestido Delphos (1909), su diseño más conocido, una columna de raso fino y susurrante, hecho enteramente de seda lisa y plisada con una técnica secreta y patentada, y adornada con cuentas de Murano y cordones. Estos vestidos, en maravillosos colores, se enrollaban y se vendían en pequeñas cajas redondas. Siempre han estado al mismo tiempo a la moda y fuera de moda.

4

[En los 110 años desde que Fortuny patentó su método para plisar, su método no ha sido decodificado. Hasta ahora]

En la exposición, a través de los vestidos de mujeres legendarias como la condesa Greffulhe y su hija Élaine, Eleonora Duse, Ellen Terry y Oona Chaplin, los visitantes pueden admirar sus impresiones cuidadosamente hechas de polvos metálicos sobre terciopelo de seda, con influencias bizantinas, japonesas y persas.

5

[La exposición de Mariano Fortuny es una invitación al mundo suave y brillante de un diseñador que fue un defensor celoso de la liberación de la forma femenina y un creyente en el lujo final: el confort. Una inmersión total en la elegancia atemporal]

Mariano Fortuny fue hijo del pintor español Mariano Fortuny y Marsal (1838-1874) y, al igual que su padre, empezó como pintor. Pero se trasladó a Venecia en 1888 y su nombre siempre se ha asociado a la ciudad de los canales dónde creció como diseñador. Sus gustos altamente eclécticos abarcan el grabado, la fotografía, el mobiliario y el diseño de iluminación, así como el diseño de escenarios y la iluminación escénica. En 1906, centró su atención a los tejidos, con su “bufanda de Knossos”, hecha de seda e impresa con motivos inspirados en la cerámica de Kamares de la época minoica. Fortuny reinterpretó los estilos y motivos de la Grecia Antigua, la Edad Media y el Renacimiento, y creó piezas atemporales, sin relucir, con líneas suaves y rectas. El diseñador convirtió todas las telas en piezas excepcionales con sutiles reflejos de luz.

Vía: ItFashion

COMPARTE LA NOTA Y AYÚDANOS A RESCATAR LA INDUSTRIA DE LA MODA PERUANA.

[TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Stella McCartney y su compromiso con la moda sostenible]