La intersección perfecta entre el cine y la moda, hoy: La cenicienta

En el 2015 el famoso director, guionista y actor británico Kenneth Branagh trajo a la pantalla grande uno de los cuentos de hadas más entrañables de Disney: “La Cenicienta”.

1

Para que esta historia de fantasía tenga toques de realidad, se tuvo un minucioso y elaborado trabajo en el diseño de indumentaria, pues debían resaltar los lujosos vestuarios que vestía la realeza y a la vez diferenciar el estilo de cada personaje. Este magnífico trabajo fue diseñado por la tres veces ganadora del Oscar, Sandy Powell

[Powell recibió la tan deseada estatuilla con El aviador (2004), Shakespeare in Love (1998) y The Young Victoria (2009)]

En el vestuario femenino se utilizaron gran variedad de telas y una gama de colores bastante variada, entre los más llamativos encontramos al magenta, amarillo y verde; dentro de los pasteles tenemos al celeste, beige, blanco, lila, rosa y, dentro de los sobrios encontramos al negro y el verde petróleo que cumplen con las expectativas de realzar la elegancia y lujo, obteniendo una indumentaria llena de historia y glamour. 

19

[Se requirieron más de 1.7 millones de cristales Swarovski para el desarrollo del vestuario]

Las joyas, pelucas, sombreros, guantes y otros accesorios jugaron un gran papel en la historia, pues está ambientada en 1830 y estos elementos eran parte del outfit diario de hombres y mujeres de esa época. Powell tuvo gran libertad e intentó no ceñirse estrictamente al periodo histórico, por lo que tomó también como inspiración la silueta femenina de 1950.

 

[Destacan los hombros suaves, la cintura ajustada y las faldas amplias]

En el vestuario de Ella se puede observar un vestido largo con el torso ajustado hasta la cintura con manga corta caída hecha de tul con aplicaciones de flores elaboradas de tela y una falda larga con varias capas que le dan el vuelo requerido, cubierta por un tul color celeste con líneas lilas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

[Los zapatos tallados en cristal Swarovski contaban con 221 cortes, para lo cual se necesitó el trabajo de 8 personas]

Los colores pasteles fueron los representativos de todos sus vestuarios pues se buscaba resaltar su inocencia y dulzura, los cuales contrastaban con los colores chillones y neutros de la madrastra y sus hijas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

No podemos dejar de mencionar el vestuario del hada madrina, interpretado por Helena Bonham Carter, a quien se le ve con un vestido blanco tornasolado y su varita mágica de, obvio, cristal Swarovski. 

El vestuario masculino destacó por su elegancia y lujo en el diseño y acabado. Para la inspiración, Powell tomó como referencia al personaje del Sr. Darcy en la película Orgullo y Prejuicio de 1940, interpretado por Lawrence Olivier. Los colores que predominan en su vestuario son el azul, celeste, verde y blanco, con bordados dorados elaborados por la diseñadora Maheen Khan. Otros elementos que acompañaron su look fueron los pañuelos y pantalones ajustados con botas largas color negro de cuero.

COMPARTE LA NOTA Y AYÚDANOS A RESCATAR LA INDUSTRIA DE LA MODA PERUANA.

[TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: La intersección perfecta entre el cine y la moda, hoy: El Gran Gatsby]

Por Jimena Buendia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s