La intersección perfecta entre el cine y la moda, hoy: El Gran Gatsby

Hay una década que podemos resumir con “los años dorados” en la que el glamour, la diversión y las flappers eran los protagonistas. Si, hablamos de los años 20, años durante los cuales se desarrollaron eventos trascendentales en la sociedad americana producto de la prosperidad económica, como la transformación cultural, que dio paso a la reinvención de la mujer moderna.

Gracias a este crecimiento económico se pudieron realizar innumerables, fastuosas e inolvidables fiestas en la que el alcohol y el jazz eran infaltables. Es así, como Baz Luhrmann el gran guionista, productor y director decidió en 2013 llevar a la pantalla grande, la novela de F. Scott Fitzgerald, “El Gran Gatsby”.

La indumentaria tanto como femenina y masculina fueron imprescindibles en esta película, pues había que recobrar la elegancia, glamour y buen gusto de la época. Por ello se convocó a Catherine Martin, Miuccia Prada, Brook Brothers y para las lujosas joyas  a Tiffany´s.

[Gracias a este gran trabajo la película fue ganadora de un Oscar como mejor vestuario]

4

El Art Deco fue el concepto que inspiró el vestuario femenino, los vestidos sueltos eran el icono de toda la indumentaria de la película. Los detalles fundamentales en su vestuario eran las lentejuelas, pedrerías, plumas y flecos, que denotaban una vida lujosa y moderna. Los colores pasteles formaban parte de su paleta de colores. Cabe resaltar que los accesorios eran de suma importancia, tales como bandas, turbantes y tocados a modo de diadema, recargados de brillos.

[El término Flapper hace referencia a un nuevo estilo de vida de mujeres jóvenes que usaban faldas cortas, no llevaban corsé, lucían cabello corto]

7

Para actualizar esta indumentaria se utilizó una excelente combinación de telas como sedas, gasas, terciopelos y otras especiales, que junto con los colores pasteles renovaron el estilo requerido.

Tiaras, perlas, collares, anillos y pendientes con un excesivo recargo de brillantes fueron parte de la línea exclusiva que realizó la casa Tiffany’s para la película. Al personaje de Daisy la podemos observar con la  bellísima Tiara “Saboy”, y un elegante abrigo corto de piel color lila pastel. Las pulseras de perlas y los anillos con gran cantidad de brillantes que posee la actriz Carey Mulligan le dan un aire de glamour y sensualidad a su personaje.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

[Las flappers usaban mucho maquillaje, bebían licores fuertes, fumaban, conducían, con frecuencia a mucha velocidad, y tenían otras conductas similares a las de un hombre, y que eran un desafío a las leyes o contrarias a lo que se consideraba en ese entonces socialmente correcto]

Como mencionamos anteriormente, la indumentaria masculina también jugó un papel importante, la marca Brook Brothers transmitió mediante sus destacables trajes clásicos, la elegancia que todo hombre de aquella época poseía. Los colores pasteles también formaron parte del vestuario masculino, los accesorios utilizados eran pañuelos, corbatas, pajaritas y los infaltables esmoquin de lino.

2

Entre los bocetos y piezas finales se puede observar el bellísimo esmoquin rosa pastel que luce Leonardo Di Caprio, con una pajarita guinda que da vida a su outfit y con una camisa básica pero elegante de color blanca. Un elemento que realza y moderniza su vestuario fue el buen complemento de la corbata con rayas diplomáticas color guinda y rosa.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Sinopsis: Esta historia relata el gran anhelo de un joven llamado Nick Carraway, por ser un reconocido escritor. Es así que en busca de este sueño se muda a Nueva York, en la que tiene como vecino al misterioso Jay Gatsby, un joven multimillonario famoso por la organización de fiestas lujosas que pasa las tardes mirando hacia una luz verde al otro lado de la bahía. Jay se encuentra envuelto en un mundo superficial en la que el dinero no hace falta, pero que le representa un doloroso recuerdo de relaciones tormentosas, engaños y amores imposibles. Es así que Nick toma como inspiración esta vivencia y narra una historia dramática de dos almas que no pueden ser felices, en la cual Jay Gatsby y Daisy, prima de Nick, casada con un aristócrata petulante llamado Tom Buchanan son los protagonistas de esta novela.

Esta novela muestra la infelicidad de dos personas que poseen todo lo que puedan desear menos el amor. Al final Gatsby resulto un alma solitaria en busca de una razón para existir.

COMPARTE LA NOTA Y AYÚDANOS A RESCATAR LA INDUSTRIA DE LA MODA PERUANA.

[TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: La intersección perfecta entre el cine y la moda, hoy: La la land]

POR: JIMENA BUENDÍA

3 comentarios en “La intersección perfecta entre el cine y la moda, hoy: El Gran Gatsby

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s