La intersección perfecta entre el cine y la moda, hoy: Breakfast at Tiffany´s

Basada en la novela de Truman Capote;  la película cuenta la historia de un escritor que al mudarse conoce a la despreocupada Holy Golightly  y cómo sus vidas cambian a partir de este encuentro. Si bien el film es una versión de la historia bastante más edulcorada, en la que se evita mencionar abiertamente cómo se gana a vida la protagonista y algunos otros detalles que quizá cambiarían el sentido de la película, es innegable que se ha convertido en un clásico de Hollywood.

[Probablemente el éxito del film se debe casi por completo a la presencia escénica de Audrey Hepburn]

Edith Head, conocida por su trabajo vistiendo a las musas de Hitchcock, fue la supervisora de vestuario, sin embargo, quien diseño los increíbles vestidos que luce Audrey fue el famoso francés  Hubert Givenchy.

[La intersección perfecta entre el cine y la moda, hoy: Alfred Hitchcock, maestro del suspenso y del estilo]

La escena inicial en la que se puede ver a la actriz desayunando un croissant, mientras contempla la vitrina de Tiffanys, es una de las más recordadas de Hollywood.  Como vemos Audrey usa brillantes accesorios, gafas de sol modelo de Oliver Goldsmith y un elegante  vestido negro.

1-4

Cuando se filma una película, los diseñadores realizan varias copias de un mismo vestido con el fin de evitar daños o contratiempo con el vestuario. Por lo que para esta famosa secuencia, Givenchy tuvo que hacer 3 vestidos iguales.  Una de las copias se encuentra en el museo del traje de Madrid, otra fue heredada al hijo de la actriz, mientras que el tercer vestido fue subastado en el 2006 por nada menos que 932 mil dólares, convirtiéndose en la prenda más costosa de la historia del cine.

1-0

Pero no es  la única pieza que ha sido subastada, pues este hermoso vestido rosa se vendió por la nada despreciable suma de 192 mil dólares, muy por encima del valor estimado.

Además, tras el estreno del film la popularidad de la prestigiosa joyería Tiffany´s se extendió por todo el mundo.

El vestuario de este film sigue siendo una fuente de inspiración para los diseñadores y así lo demuestra Rem Acra con esta brillante editorial en Harper’s Bazaar:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

COMPARTE LA NOTA Y AYÚDANOS A RESCATAR LA INDUSTRIA DE LA MODA PERUANA.

[TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: LA INTERSECCIÓN PERFECTA ENTRE EL CINE Y LA MODA, HOY: JACKIE]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s