Una guía sobre los tejidos más comunes y sus características

El primer paso para adquirir un producto con textiles de manera responsable es tener información sobre lo que se vas a comprar, cómo y con qué material han sido fabricadas nuestras prendas y qué procesos involucran los materiales empleados que podrían repercutir en el medio ambiente.

[La sostenibilidad es un reto que la industria de la moda, considerada la segunda industria más contaminante del mundo, debe tener en cuenta]

A continuación, te presentamos una guía práctica de tejidos con sus respectivas características, para que reflexiones antes hacer tu siguiente compra:

Lino: Es una fibra natural, reciclable y sostenible, que fue cultivado e hilado desde el antiguo Egipto. Por norma general, necesita un mínimo de pesticidas y fertilizantes. Este material es resistente y es común para los tejidos del hogar y prendas de verano debido a su gran característica de aislamiento del calor.

LINO

Cuando compres lino, pide una muestra pequeña y quémala, si huele a plástico quiere decir que no es lino verdadero

Algodón: Esta fibra es biodegradable, natural a base de plantas es empleada en la elaboración de ropa y textiles del hogar, aproximadamente en una cuarta parte. Según la ONU, existe un inconveniente ya que se utiliza el 3% de agua mundial para su cultivo y además ocupa un lugar grande de tierras. Una poderosa alternativa, es el algodón reciclado cuyas fibras son creadas mediante el uso de los desechos de confección.

Lana: Un gran beneficio de este tejido es su alta resistencia y la facilidad de mantener el tinte sin necesidad que recurrir a fijadores químicos. El problema que existe en este tejido es a partir de las propias ovejas, cuyas flatulencias son causantes de la emisión del gas metano, contaminante. La solución ante este problema es recurrir a una versión más ecológica o el reciclaje. Empresas como Hilaturas Ferre ya trabajan en el reciclado de fibra de lana.

LANA

Rayón y Modal: Son tejidos provenientes de la celulosa. En primer lugar en el caso del modal, la celulosa se obtiene de las coníferas, y el rayón o viscosa se suele obtener del bambú. Un riesgo se observa en los productos químicos para su transformación en tejido, que incluye el disulfuro de carbono.

RAYON

“La exposición continuada al disulfuro de carbono puede ocasionar importantes problemas de salud para los trabajadores del rayón como Parkinson o patologías cardiovasculares”, destaca el Dr Paul Blanc, profesor de medicina de la Universidad de California.

El tejido de rayón hecho en china suele originarse en Indonesia, donde las selvas están siendo destruidas por la plantación masiva de bambú destinado a la industria textil. En contraste, se observa el modelo de los cultivos europeos que son gestionados de manera responsable.

RAYON2

Poliéster: Este tejido domina la industria de la confección, es hallado en el 60% de la indumentaria. Es favorito por su elasticidad, durabilidad y comodidad. Este tejido no se descompone por la naturaleza y al lavar las prendas, cada ciclo de lavado libera una elevada cantidad de microfibras de plástico que contamina el sistema marino. Por este motivo, algunos fabricantes están empezando a utilizar poliéster reciclado a menudo que proviene de las botellas de plástico.

POLIESTER

COMPARTE LA NOTICIA Y AYÚDANOS A RESCATAR LA INDUSTRIA DE LA MODA PERUANA.

[TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Estás a un click de visitar los mejores museos de trajes y moda del mundo]

POR: MICHELLE PADILLA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s