La moda y el feminismo, aliados en la historia

Día a día estamos expuestos a campañas que alimentan la idea tradicional de lo que es la moda, y toda la comunicación publicitaria que la envuelve, puede sentirse forzada. No podemos negar que muchas de estas campañas se suman a cosificar a las mujeres con ideas sexistas, con estereotipos de belleza de esos que nos dicen cómo una mujer debe verse, debe ser o actuar.

Todo esto genera la idea de que la moda y el feminismo sean opuestos, de que no comparten los mismos ideales y de que a las feministas no les gusta la moda o que la moda no es para las feministas.Empezamos a concebir la moda como un rival del feminismo, cuando realmente la moda ha sido una herramienta fuerte y poderosa que las mujeres hemos usado para luchar por la igualdad de género.

El objetivo de este post, es reinvindicar el concepto de moda y feminismo y demostrar que la moda empodera a las mujeres en su lucha diaria, que la moda puede ser un aliado.

Y aquí 20 momentos de la historia que lo prueban:

 


1909 – El vestido Delphos de Fortuny

fortunyEn las  décadas de 1900 y 1910 la vestimenta femenina se caracterizaba por el uso de corset, recordemos la película Titanic, el famoso barco se hundió en 1912 y el personaje principal llevó ajustados corsets durante toda la película. Años antes el artista español Mariano Fortuny inventó un método de plisado propio, los hacía de seda y de manera artesanal teniendo como producto final un vestido único e inigualable. Sus vestidos eran conocidos bajo el nombre de Delphos. Además, cada vestido contaba con una gama de colores cuyas fórmulas de teñido y color no han podido ser replicadas hasta el momento.

 

El vestido Delphos tenía inspiración griega, el corte lo llevaba bajo el busto, dejando así libre la cintura. Esto permitió a algunas mujeres de la alta sociedad renunciar a los corsets y otros elementos constrictivos.  Es así que el vestido Delphos se convirtió en un emblema de liberación femenina ya que era usado por mujeres que preferían la comodidad.

 


1910- La nueva figura cilíndrica de Poiret

No muy lejos, en 1910 Paul Poiret, un diseñador francés, apostó por eliminar la figura acorsetada de la mujer y para ello propuso el corte imperio, que era entallado directamente bajo el pecho y que caía hasta los pies, con forma recta y cilíndrica, sin crear ninguna curva artificial. Sus vestidos se hicieron muy populares en todas las clases sociales

fotos

Poiret, admiraba la belleza natural del cuerpo femenino  y quería que estuviera directamente bajo sus telas, sin un armazón de por medio, que cambiara la forma natural y bella que ya tenía. Por la misma razón sustituyó las medias de color negro por otras en color carne.

En el momento más alto de su carrera fue considerado el “Rey de la moda” y ha contribuido notablemente a la liberación del cuerpo de la mujer, no solo despojándola del corset sino incluyendo en su clóset una de las prendas más revolucionarias del momento, la falda pantalón, que le valió la censura del Papa Pío X.


1912: Las sufragistas

Era la primera vez que un grupo de mujeres alzaba su voz para ser escuchada y respetada. Para reclamar el derecho del voto femenino y escribir sus propias leyes. Está de más decir que en un ‘mundo de hombres’ esto significaba una rebeldía y una falta de respeto al orden y a la estructura de la sociedad en esos momentos.

La moda fue utilizada en el código de vestimenta de estas mujeres, quienes optaron por prendas femeninas y suaves creando una tendencia a las que muchas otras mujeres quisieron unirse. Así mismo, utilizaban tres colores para diferenciarse: verde para la esperanza, morado para la lealtad y blanco para la pureza. Esto generó que las tiendas de ropa tuvieran que adaptarse a la demanda de prendas y accesorios en esos colores.

 


1914: Las working girls de la I Guerra Mundial

primera-guerra1914En la década de 1910 se marcan dos momentos importantes en la historia de la moda, antes de la guerra la mayoría de mujeres seguía usando corsets, pero con el estallido del conflicto bélico los hombres dejan sus casas y sus trabajos para dirigirse a la guerra, esto obliga a las mujeres a hacerse cargo de la familia, es así que la mujer adquiere un papel activo en la sociedad, lo que requiere un cambio radical en su vestimenta, tuvieron que dejar los encajes y las prendas elaboradas por pantalones y chaquetas, prendas que eran exclusivas de hombres.

 

louise-broke

Louise Brooks

Ahora lo más importante era la funcionalidad y la comodidad y ya no la estética ni el lujo. Con esto se produce una ruptura total con el concepto anterior de feminidad, rechazando las curvas y buscando la sencillez de la línea recta. Las faldas también se acortan a media pantorrilla, en búsqueda de esta ansiada comodidad.

Sin embargo, uno de los mayores cambios fue la aparición del pelo corto, las mujeres cortaron sus largas melenas porque se enredaban en las máquinas y dificultaban su trabajo. El corte de pelo se mantendría durante la postguerra y se convertiría en un símbolo del nuevo rol de la mujer en la sociedad.


1918: La revolución de Coco Chanel:

En un mundo claramente desigual, en el que la mujer debía ir cautelosa e inventar códigos de vestimenta para no ser atacada por sus ideas, aparece Coco Chanel, con pantalones, camisa y corbata. Ella creía que la ropa femenina no era natural, tenía un pensamiento muy parecido al de  Poiret (su eterno rival). Chanel introdujo la camiseta marinera y el pantalón casual, dándole a la mujer libertad de movimiento.

coco“Yo les devolví su libertad. Les di brazos y piernas de verdad, movimientos que eran auténticos y la posibilidad de reír y comer sin tener necesariamente que desmayarse.”

Además, fue ella la creadora de la bisutería, permitiendo a las mujeres adquirir adornos sin depender de sus maridos o estatus social. Y quizá lo más importante es que fue una de las primeras empresarias del siglo XX, rompiendo todos los paradigmas existentes sobre la valía e independencia de las mujeres.

 


1918: El corte al biés de Madeleine Vionnet:

En la misma época en la que Coco Chanel le proponía a la mujer comodidad a base de vionnetprendas hasta el momento consideradas masculinas, Madeleine Vionnet hacía exactamente lo opuesto, pero con el mismo fin, el de empoderar a la mujer. Vionnet lo hacía por medio de prendas ceñidas al cuerpo, fue la primera en usar el corte al biés para elaborar vestidos, este corte permitía que la tela cayera suavemente sobre las curvas naturales de la mujer, resaltándolas como nunca antes otro diseñador pudo lograr. No eran necesarios grandes bordados, ni suntuosos apliques, tampoco necesitaba de muchas costuras, el cuerpo de la mujer lo hacía todo.

Pero el mayor aporte de Vionnet a las mujeres, fue su política de recursos humanos, el cuidado que ella tenía de sus trabajadoras era algo adelantado a su época, tenían acceso a la salud, a la educación, a tomar vacaciones, inclusive descansos. Vionnet sentó las bases de un trabajo digno para las mujeres.


1920: Las bellas flappers:

flappersAl termino de la guerra y con varios años de iniciada la lucha constante de la mujer por la igualdad, en los años 20 surge un nuevo grupo femenino llamado flappersmujeres modernas e independientes, que usaban prendas de apariencia unisex para evitar las diferencias con los hombres, vestían holgadas y no marcaban caderas ni pecho. Estas rebeldes flappers llenaron sus estilismos de elementos masculinos, como bastones, sombreros, monóculos o boquillas largas con las que fumaban en público, algo inaudito para la época. Mantenían el cabello corto, era el famoso bobcut.

En esta época la mujer había ganado terreno en su derecho a realizar actividades diferentes a las del hogar, ya conducía y hacía deporte por lo que la ropa que utilizaba debía darle libertad de movimiento.  Por eso se acortan las faldas hasta la rodilla y se modifican los trajes de baño, dejando más piel a la vista. Gracias a este nuevo vestuario es que empieza la emancipación del cuerpo de la mujer y se perdieron los formalismos, con prendas más atrevidas, brillantes y llamativas.


1922: El lino, el salvador de las mujeres:

El espacio que las mujeres iban ganando en la sociedad se veía también reflejado en los deportes, pero era complicado jugar al tenis, practicar atletismo o montar bicicleta en un vestido de lentejuelas y flecos, las mujeres necesitaban ropa de deporte que sea ligera y fresca, tal cual la usaban los hombres. Es así que el lino se volvió su salvador.

deporte-uc-berkeley

Equipo de tenis de la Universidad de Berkeley – 1920

 


1932:  Marlene Dietrich y su esmoquin

dietrich

Marlene Dietrich

Para la década de los 30 era aún poco común ver mujeres usando pantalones para eventos sociales, pero al sex symbol de la época, Marlene Dietrich, poco le importaba, ella amaba usar pantalones. Tanto es así que en 1930 el jefe de la policía de París la amenazó con arrestarla si continuaba llevándolos, por ser una influencia en el público femenino. Sin embargo, cuando la actriz alemana apareció en el estreno de El signo de la cruz en 1932 vestida con un esmoquín masculino, la moda cambió para siempre.

 

Todas querían vestir como ella y las tiendas se llenaron de pantalones para mujeres. Se acabó por fin el imperio de las faldas y se impuso un dress code mucho más unisex que antes, permitiendo acabar con la diferenciación por vestimenta.

 


1939: El momento de liberar las piernas por completo

Al empezar la II Guerra Mundial empezaron también algunos recortes tanto en alimento como en telas, era común que las mujeres en casa supieran coser por lo que no era necesario comprar toda la ropa en tiendas. Pero con la guerra, se limitaron los metros de lana que se vendía porque era necesaria para el ejército.

falda-corta

Ann Miller – verano de 198 Foto: Silverbluestar en Flickr

Durante esta década fueron inventados el nylon y el rayón, permitiendo así que la mujer dejara de usar ligueros y tenga las pantys como una opción más cómoda.

 

Posteriormente, el nylon fue también reservado para los hombres en la guerra, por lo que las mujeres comenzaron a pintarse una línea en las piernas desnudas, simulando la costura de las medias. Además, al racionar la tela se compraba menos, por lo que las faldas eran más cortas. Así, las piernas se destaparon y deshicieron de todos los tapujos.

A esto se suma la importancia de la comodidad en una época de crisis, que había llevado a las mujeres a los empleos que tradicionalmente ocupaban los hombres. Se impone la ropa de trabajo, con monos, uniformes masculinos y, por fin, los jeans. Atrás queda por completo el corset, ahora el rol de las mujeres se asemeja al de los hombres y su vestimenta así lo demuestra.


1946 Bikini, ven a mi:

first-miss-world

Coronación de Miss Universo 1951

El ingeniero mecánico francés Louis Réard fue el creador del bikini tal cual lo conocemos, cuando observó que las mujeres en la playa se subían las bastas de sus trajes de baño para conseguir un mejor bronceado. Era la primera vez que una prenda dejaba el ombligo al aire, pero no tuvo buena acogida. Fue vetado en muchos países y condenado por la iglesia Católica.

ursula-andress

Ursula Andress  – 1962

Años después, en 1951 Miss Mundo fue coronada con un bikini puesto, la reacción fue tal que el concurso prohibió el uso de bikinis. Los escándalos continuaron con Briggite Bardot en Cannes en 1953 llevando bikini, lo que provocó que fuera visto como una prenda de resistencia y rebeldía. Es así que, los movimientos feministas de finales de los años 60 lo tomaron como símbolo de emancipación de la mujer y libertad de su cuerpo. Esta prenda se popularizó cuando la actriz Ursula Andress apareció con él en la película ‘James Bond contra el Dr. No’ en el año 1962.


 

1950: Marilyn y los jeans:

monroe-marilynLa famosísima y bomba sexy Marilyn Monroe se caracterizaba por usar vestidos atrevidos, escotados y tener una actitud aniñada, inocente y atrevida; es innegable que marcó una era. Un personaje amado por hombres y por mujeres se convirtió en la imagen más deseada para publicitar una marca ya que todo lo que se ponía se vendía. Es así que empresas como Levi´s y Lee no dudaron en contratarla para sus campañas.

Marilyn impuso la moda de los jeans para la mujer, recuerden que la década de los 50 es la época del New look de Dior en el que las mujeres optaban por faldas o vestidos muy ajustados en la cintura y con mucho vuelo. Pero películas como ‘Vidas Rebeldes’, en la que la actriz interpretaba a un cowboy, permitieron a los jeans formar parte del clóset femenino.

La mujer por fin tenia una prenda cómoda, resistente y que se escapaba de los clásicos pantalones formales.


1966: la minifalda y la liberación sexual

La aparición de la píldora anticonceptiva durante los años 60, fue un paso importante en la historia de la mujer, que trajo una época de liberación sexual como nunca antes se vio. En esa misma década, la diseñadora inglesa Mary Quant decidió acortar al máximo el largo de las faldas, subiéndolas por encima de la rodilla y creando la famosa minifalda, más tarde pero en esa misma década la falda volvería a subir a mitad del muslo, desatando una auténtica revolución.

Mary Quant

Mary Quant

Esta prenda se convirtió en el símbolo de la nueva actitud de las mujeres, que querían autonomía e igualdad, era un mensaje de independencia, con el que demostraban que podían hacer y llevar lo que quisieran, por muy obsceno que la sociedad lo considerara.

Pero las minifaldas despertaron un grupo nuevo en la sociedad,  llegó la cultura juvenil. Ahora, eran más notorias las diferencias entre una y otra generación, los colores vibrantes que vimos en los 60 se deben a los jóvenes que quisieron salir del negativismo en el que estaban ancladas las generaciones anteriores debido a la postguerra. Se acababa el gris y los colores pasteles, llegaban los colores neón y su embajadora Twiggy.

twiggy

Twiggy

 


1968: A quemar los sostenes

bra-burning_freedomtrashcanEl 7 de septiembre de 1968 tuvo lugar una manifestación en Atlantic City a favor de la liberación femenina y en contra del concurso Miss América, por considerarase sexista. En la protesta colocaron una “papelera de la libertad”, donde las asistentes tiraban los denominados “instrumentos de tortura”, como zapatos de taco o sostenes. Posteriormente, pidieron permiso para quemar su contenido y las autoridades se lo denegaron.

Sin embargo, al día siguiente el Washington Post escribió que las feministas habían quemado sus sostenes. Este mito mediático que jamás pasó dio la vuelta al mundo y se convirtió en un símbolo de liberación y fuerza femenina. En realidad jamás estuvo protagonizado por un sostén, pero la quema ficticia de esta prenda dio al Feminismo más visibilidad de la que jamás había conseguido.


1971: Yves Saint Laurent y los sastres

yslEl diseñador del momento en Paris era Yves Saint Laurent y todos esperaban ansiosos su nueva colección. ‘Escándalo’ era el nombre que llevaba y fue exactamente lo que causó.

La colección estaba inspirada en Paloma Picasso, si, la hija Pablo Picaso. Fueron 80 prendas que Saint-Laurent presentó, entre vestidos de noche, estampados, lentejuelas, turbantes, faldas plegadas sobre sí mismas, pero el momento importante fue cuando salieron las modelos con smokings femeninos de pantalón, la sastrería jamás sería la misma. Yves le dio a la mujer un arma más para usar en su lucha por la igualdad. 

 


1980: El poder del power dressing

80sHacía unos años atrás YSL le había dado a las mujeres la oportunidad de vestir tan profesional como un hombre, y la mujer lo hizo. Estamos recordando una década en el que las mujeres ya no iban a la universidad a buscar esposo, sino que iban para obtener un mejor trabajo que el de los hombres, y lo estaban logrando, no solo por su buena formación, manejo de crisis y empuje sino también por el poder del buen vestir, el famoso power dressing.

Podríamos pensar que no tiene nada de feminista vestir igual que un hombre, pero para ese entonces, los trajes masculinos eran símbolo de estatus y poder, que era algo que la mujer necesitaba ganar.

Entonces, para obtener esa imagen seria y exitosa las mujeres debían vestir mejor que los hombres, ya no solo bastaba usar el sastre que años antes les había dado YSL, ahora se había implementado las hombreras grandes y el uso de un solo botón, esta vez gracias a Giorgio Armani que popularizó su traje con una sencilla chaqueta: el power suit. Es gracias a esto que las mujeres empiezan a obtener cargos directivos en grandes empresas y a incursionar en la política.


1983: El boom de los tejidos tech

ejerciciosSi viste ‘Flashdance’ entenderás exactamente de lo que vamos a hablar. El rol de la mujer en la sociedad era sumamente activo e importante en todas las industrias, la fuerza que tenía era imparable, la mujer misma se sabía fuerte y era independiente. Entonces, llega en la moda el momento adecuado para trabajar en su salud, los ejercicios se vuelven parte de la rutina diaria de las mujeres y la industria de la moda le otorgará los tejidos necesarios y las prendas adecuadas para poder llegar a su meta.

La lycra o el nylon, ya habían aparecido a finales de los años 30 durante la Guerra, pero no habían tenido mucho éxito debido a la falta de tecnología para aplicarla en los diseños. Los avances técnicos hacen posible la creación de tejidos sintéticos como el spandex o el poliéster, que se adaptan mejor al cuerpo femenino y favorecen sus movimientos. Era tal su ajuste al cuerpo femenino que pronto escapó del ámbito del deporte y salió a la calle, donde las mujeres lucían sus curvas con orgullo y mucha confianza.


1990: el movimiento Riot Grrrl y su rompedora estética

Esta vez debemos agregarle un componente más a nuestra fórmula de feminismo y moda, y es que el movimiento Riot Grrrl nace a raíz de la música. Estas mujeres unidas por el punk hablaban sobre temas que no se tocaban antes, como violaciones, derechos femeninos y patriarcados. El movimiento cobra fuerza porque realmente existía la necesidad de las mujeres de hablar sobre esos temas sin sentirse amenazadas por la sociedad, o sentir que ir en contra de la ‘normalidad’ estaba mal.

fotos

El vestuario y maquillaje que usaban era bastante provocativo y rompía con lo que en los 90s era usual, las Riot Grrrls tenían un look poco arreglado, parecían haberse vestido sin ningún esfuerzo, eran libres y hacían con su cuerpo lo que ellas decidían hacer. Usaban mucho color rojo y negro.


Bonus: El siglo XXI

2006: Las transparencias y el ‘Free Nipple’

Las prendas transparentes han estado en la historia de la moda durante siglos, pero ha sido durante este último que se han popularizado. Telas como encaje, gasa, tul, organza y nylon han tomado fuerza y han sido utilizados por la mujer para mostrar orgullosas sus figuras, que ya no encuentran razón para mantenerse ocultas.El cuerpo de la mujer no tiene por qué ser un tabú, una muestra de ello es el ‘Free Nipple’ que es una campaña que busca eliminar las tendencias de la sociedad de sexualizar la parte superior del cuerpo de las mujeres, empoderando a la mujeres en su lucha contra de la desigualdad de género alrededor del mundo.

00s


2016: La moda neutral o unisex

unisex

Si bien es cierto que esta tendencia social tuvo su momento en las décadas de 1960 y 1970, y que buscó diluir las diferencias de género entre varones y mujeres en materia de apariencia, vestimenta, comportamiento y hasta nombres personales. No ha sido hasta pasados los 2000 que se ha normalizado su uso.

Este tipo de ropa no pone límites en función de si eres hombre o mujer, ni condiciona la forma de vestir, de alguna manera está liberando a las mujeres y a los roles asociados a ellas. Ya no hay diferencias, al menos en cuestión de moda, y eso es algo que se debería celebrar.


 

La moda está en un proceso de reivindicación y de nosotros los usuarios/clientes depende que el feminismo use la moda nuevamente como arma en la lucha por la igualdad.  Tenemos la capacidad de cambiar esta sociedad, otras mujeres lo han hecho, no fue fácil, pero eso quiere decir que valdrá la pena. Quizá nosotras no veamos los frutos de nuestra lucha pero nuestras hijas lo harán, y por ellas es que ‘Todos deberíamos ser feministas’.

fminist

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s